Saltar al contenido

ANILLOS DE ORO BLANCO PARA HOMBRE

anillos de oro blanco para hombre

👉👉 CLICK PARA IR AL CATÁLOGO 👈👈



Cómo conseguir los anillos de oro blanco para hombre más lujosos, a buen precio.

Nadie se atreve a discutir, que los anillos de oro blanco para hombre son ideales como regalos, alianzas de boda y accesorios de moda. Sin embargo, al comprar tales joyas masculinas, hay más factores que se deben considerar de los que puede anticipar. A continuación, trataremos de aportar algunos tips, a fin de que le saque el mayor provecho a su capital.

El tema de los quilates

La denominación de los quilates del oro es el mismo que el valor en quilates de un diamante. En el mercado, los números más populares son 10K, 14K, 18K y 24K. El oro de 24 quilates está hecho completamente de oro, mientras que los demás están hechos en parte de oro y en parte de otros metales. Esto, con el objetivo de hacer una aleación más fuerte pero menos preciosa. Debido a que 18 es el 34% de 24, el oro de 18 quilates es 75% de oro puro. A partir de ahí, puedes calcular cuántos quilates deseas. Cuanto menor sea el número, más duradero será su anillo, lo cual es importante si usa las manos con frecuencia. Si no lo hace, se perderá el valor potencial del anillo.

El espesor de la banda

Mi estimado amigo, usted debe pensar en el grosor que desea que tenga la banda de un anillo. La razón, es que los diferentes anillos de oro blanco para hombre tienen variados grosores de banda. Si tiene dedos grandes, una banda gruesa le ayudará a mantener la proporción. Una banda delgada puede ser ideal en caso de que tenga dedos pequeños. Todo depende de dónde irá el anillo y cómo aparecerá en su mano.

Las piedras

Para hacer que la banda sea más valiosa, puede desear agregarle piedras. Debido a su simplicidad y versatilidad, los diamantes son una opción popular y también son muy valiosos. También puede usar una piedra de nacimiento u otra piedra preciosa, como zafiro, esmeralda o rubí. Su decisión se basa únicamente en sus preferencias particulares.

Los tamaños o tallas

De más está decir, que debe asegurarse de que su anillo sea del tamaño adecuado si quiere sacarle el máximo partido. Por supuesto, esto es necesario para evitar que el anillo se caiga del dedo. Ahora, usted puede obtener el tamaño de su dedo donde un joyero local. Sin embargo, es una buena idea visitar varios porque sus tablas de tallas pueden diferir. Entonces, determine el tamaño de su dedo y elija un anillo que le quede bien. Puede cambiar su tamaño por un precio modesto si descubre que es del tamaño incorrecto. Esto normalmente toma algunos días, pero asegura que su anillo le quede bien.


Los anillos de oro blanco para hombre son una excelente manera de expresar romance y amor duradero.

Los anillos de oro blanco para hombres, afianzan el ego varonil, de eso no hay duda. Además, según el alfabeto rúnico fue utilizado por los hombres nórdicos hace como mil años, para registrar sus ideas, poesía y votos de amor. Estos ejemplares, también fueron cincelados en madera dura, hueso y piedra durante mucho tiempo, y continúan haciéndolo en la actualidad. Los anillos de oro blanco para hombres, de la línea Rúnica, actualmente se pueden conseguir de la mano de artistas locales. Por lo general tales joyas, tienen un mensaje personal oculto en el interior.

Este tipo de anillo es ideal para hombres románticos. ‘Te amo’ puede estar escrito en rúnico. También, hay otras piezas que transmiten una actitud similar de una manera más sutil.

En territorios germánicos y escandinavos, se utilizó texto rúnico. El alfabeto se usó mucho antes de la introducción de las letras romanas y latinas, lo que coincidió con el surgimiento inicial de las primeras ideas cristianas en estos lugares. Se ha demostrado que las runas se basan en un lenguaje itálico temprano. Sin embargo, dondequiera que se haya descubierto caligrafía rúnica, se cree que fue dejada por asaltantes vikingos que regresaban de las Cruzadas. Se decía que el dios nórdico Odín era el propietario de las runas en una antigua poesía nórdica conocida como Edda.