Saltar al contenido

BRAZALETES CON DIJES

brazaletes con dijes

👉👉 CLICK PARA IR AL CATÁLOGO 👈👈



Brazaletes con dijes. Una joya que se reinventa constantemente.

Los brazaletes con dijes son fundamentalmente únicos. Para empezar, son joyas que todos conocemos y seguramente los tenemos o hemos visto en una gran variedad de diseños.

Por otra parte, los brazaletes con dijes, pueden atraer a una amplia gama de personas, desde niñas hasta adolescentes, madres primerizas y abuelas, debido a su significado intrínseco y originalidad ilimitada.

Históricamente, los brazaletes han venido formando parte de diferentes culturas de todo el mundo. Materiales como conchas, piedras, semillas, colmillos y hasta huesos de varios animales, fueron utilizados para confeccionar varios ejemplares. Se cree que originalmente, eran usados como amuletos, pero con el paso del tiempo obtuvieron un sitial de abalorios y joyas.

A la reina Victoria se le atribuye con frecuencia el mérito de encender la moda de los brazaletes con dijes de hoy en día. Pero después de la Segunda Guerra Mundial, es que la popularidad de este diseño alcanzó su punto máximo.

Ya en nuestros días, las joyas en cuestión han resurgido en popularidad, especialmente debido a la extensa gama de nuevos estilos y materiales, que incluyen metales y piedras preciosas.


Los nuevos estilos de brazaletes con dijes que marcan tendencia.

Nuevas tendencias de estilos entorno a los brazaletes con dijes, han salido a la luz especialmente en el continente europeo. Así tenemos por ejemplo, brazaletes modulares a partir de delgadas cadenas que incluyen una variedad de abalorios. Asimismo, el uso tradicional del vidrio, arcilla y madera, está dando paso a materiales más finos como plata, oro y piedras preciosas. De esta forma, varias marcas y diseñadores de joyas del viejo continente, comienzan a innovar tanto en diseños, como elementos propios de la industria de la joyería.

Un caso puntual, es la influencia italiana, que está llevando los estilos convencionales a un siguiente nivel. Por ejemplo, un brazalete de estilo italiano tiene amuletos que son los eslabones en sí mismos, en lugar de amuletos colgantes o abalorios enhebrados en una cadena. También, están las variaciones, donde sucesiones de eslabones cuadrados planos, se conectan para formar un brazalete definitivamente impensado hasta hace poco.


Una joya con personalización infinita.

Si existe algo que constituye un gran atractivo, asociado a la presente joya, es la posibilidad de personalizarla casi infinitamente. Basta con que adhiera enlaces, dijes o amuletos, para darle un nuevo significado al brazalete. Y no se diga de las figuras, palabras, letras y nombres grabados, que resultan en un verdadero universo. En consecuencia, sin mucho esfuerzo tiene un complemento tan versátil, que puede representar no solo su estilo, sino hasta su estado de ánimo.