Saltar al contenido

MONEDAS KRUGERRAND SUD AFRICANAS


Galería de las monedas Krugerrand sud africanas más buscadas por coleccionistas, tanto aficionados como profesionales. Exclusivos ejemplares estricta y legalmente certificados.

Disponemos de ejemplares que constantemente son actualizados en nuestros listados, a fin de disponer de las monedas de oro más apetecidas, a los mejores precios del mercado

Todas sus compras, entregas y devoluciones, están respaldadas por Amazon, considerada actualmente como la empresa de comercio electrónico más segura y confiable del mundo.



Catálogo de monedas krugerrand sud africanas:


Más monedas de oro:


Breve introducción a las monedas Krugerrand sud africanas

A mediados de la década de 1960, el sistema de tipos de cambios estables de Bretton Woods se estaba prácticamente desmoronando. Con crecientes temores de inflación y una presión cada vez mayor sobre el dólar, la moneda de reserva mundial. Tales circunstancias tenían su origen principalmente en el hecho de que los Estados Unidos, no disponían de oro suficiente. Por lo que el país americano no podía garantizar el respaldo del total de sus dólares.

historia de las monedas de oro krugerrand sudafricanas
MONEDAS KRUGERRAND SUDAFRICANAS DE ORO

En 1971, aquella falta del metal precioso, llevó al presidente Richard Nixon a poner fin a la convertibilidad del dólar en oro, lo que convirtió consecuentemente al dólar en una moneda fiduciaria. Muchos inversores querían activos sólidos como los lingotes de oro para protegerse contra la degradación de su dinero. Pero existían pocas opciones para el comprador minorista, aparte de los soberanos de oro británicos.

Entonces, la Cámara de Minas de Sudáfrica vio la oportunidad de promover las exportaciones de oro de sus minas de manera rentable. Y al mismo tiempo, brindar a los inversores una forma de comprar oro mediante la creación de un nuevo tipo de moneda: lingotes de oro, o bullion coins por su denominación en inglés. Dichas monedas de inversión no tendrían derechos de exportación ya que serían de curso legal.


Historia del Krugerrand sud africano de oro

En el año de 1967 vio su nacimiento, la primera moneda de oro de lingotes del mundo: el “Gold Krugerrand”, cuyo nombre era una combinación del apellido del líder sudafricano Paul Kruger y el rand, la moneda del país. 

Emitido por la Casa de la Moneda de Sudáfrica, su anverso contiene el perfil de Kruger, mientras que el reverso presenta una gacela, un representativo animal del país, similar a un antílope.

Sin embargo, las monedas, que se siguen emitiendo hoy en día, no incluyen un valor monetario. Su valor se basa completamente en el precio vigente del oro. Están confeccionadas de oro fino .917 con una aleación de cobre para hacerlos más duros, lo que también les da un brillo de color naranja. Este nivel de pureza se conoce como oro corona, la misma aleación utilizada para los soberanos de oro británicos.


¿Existe actualmente demanda de las monedas de oro Krugerrand sud africanas?

Hasta 1969 se emitieron menos de 50.000 Krugerrands al año. Aun así, las acuñaciones siguieron creciendo a medida que la demanda de lingotes de oro siguió aumentando en todo el mundo. Esto debido principalmente a la legalización de la propiedad de oro en los EE. UU. En 1974. Tal movimiento sentó las bases para un mercado en crecimiento de monedas de curso legal, emitido y respaldado por el gobierno. Como consecuencia, las monedas de oro en lingotes, elevaron sus ventas de Krugerrands a más de 3 millones al año en 1974.

En 1980, los Krugerrands representaban el 90% del mercado mundial de lingotes de oro. Esta situación continuó hasta principios de la década de 1980, pero a mediados de la década, había una creciente preocupación mundial por la política sudafricana de segregación racial conocida como apartheid. En octubre de 1985, el presidente Ronald Reagan firmó una orden ejecutiva que prohíbe la importación de Krugerrands a los Estados Unidos, que no fue levantada hasta 1991 por el presidente George HW Bush después del fin del apartheid. En los 53 años transcurridos desde el debut de la moneda, se han acuñado más de 60 millones de Krugerrands de oro.

En definitiva, el interés por tan hermosas y cotizadas joyas, sigue más latente que nunca. Por lo que siempre serán considerados un excelente recurso tanto de coleccionismo como de inversión.