Saltar al contenido

RELOJES BLANCPAIN FIFTY FATHOMS DE ORO

reloj Blancpain fifty fathoms chronograph tourbillon 45mm 5025.3630.52, de oro rosa de 18 k con correa de lona, para hombre


Conozca los relojes Blancpain Fifty Fathoms de oro más buscados


Catálogo de relojes Blancpain Fifty Fathoms de oro


Otros modelos de relojes Blancpain de oro


Otras marcas de relojes de oro


Más joyas y complementos de oro


Relojes Blacpain Fifty Fathoms de oro. Un renacimiento inesperado

Los relojes Blancpain Fifty Fathoms de oro, tienen una historia donde el condimento principal, definitivamente es la pasión. Y todo entorno a un hombre en particular,” Stephan Ciejka

relojes blancpain fifty fathoms de oro
RELOJ BLANCPAIN FIFTY FATHOMS DE ORO

Casi sin quererlo, Stephan Ciejka se convirtió en un reconocido historiador militar y toda una autoridad en el tema de los relojes Fifty Fathoms de Blancpain. Fue el eje principal entorno al cual se concibió una exhibición retrospectiva, que recorrió el mundo durante la celebración del 275 aniversario de Blancpain.

En septiembre de 1986, un semanario francés le encargó a Stephan, que escribiera un artículo sobre Bob Maloubier, cofundador del cuerpo Combat Diver de la Armada francesa. Durante su conversación, Maloubier vio el Rolex Submariner 5513 de Stephan. Maloubier entonces afirmó haber colaborado en el desarrollo del Fifty Fathoms, el primer reloj de buceo contemporáneo del mundo, en 1953.

La historia de los relojes Balncpain Fifty Fathoms empieza a desempolvarse

Maloubier reconoció la importancia de un confiable reloj de buceo. Todas las características que han definido los relojes de buceo desde entonces han sido desarrolladas e incorporadas en Fifty Fathoms en colaboración con Blancpain. Así tenemos: grandes biseles giratorios y de bloqueo, esquema de color blanco y negro con índices fáciles de leer, carga automática, marcas luminosas, Protección anti-magnética y, por supuesto, alta resistencia. Por supuesto en ejemplares que incluyen relojes Blancpain Fifty Fathoms de oro.

Ciejka emprendió una búsqueda para localizar algunos de estos primeros relojes militares de Blancpain. Inicialmente, nadie parecía estar coleccionando o siquiera saber nada sobre estos viejos relojes navales en ese momento. Su primer descubrimiento, un antiguo Fifty Fathoms con el sello distintivo «LIP Blancpain» LIP fue una vez un destacado comerciante de relojes en París y un fabricante en Besançon.

Luego, descubrió Sub-Horlogerie, una empresa en Marsella que se especializaba en la reparación de relojes de buceo. Resulta que hace mucho tiempo, el propietario era un asociado de Blancpain que vendía relojes Fifty Fathoms a buceadores. Tal personaje le ofreció vender todo el lote de relojes por prácticamente nada. Por supuesto Ciejka, aprovechó tal oportunidad.

La búsqueda por los orígenes del Fifty Fathoms  se intensifica

La búsqueda sólo se intensificaba cada vez, ya sea en mercados de pulgas o contenedores con artilugios militares poco apreciados. Uno de los descubrimientos se realizó en la zona de Marais de París. Allí, Stephan conoció al relojero Fernand Pechoin, un relojero y piloto que había trabajado anteriormente en la reparación de relojes para la fuerza aérea francesa. Este le explicó que la mejor manera de encontrar información sobre relojes militares era centrar la búsqueda en la propia rama militar, y que cada rama, ejército, marina y fuerza aérea, tenía sus propios proveedores de relojes. También, le entregó a Stephan una caja de zapatos llena de relojes de buceo como un regalo adicional para su reunión.

Luego de un procedimiento fue largo y tedioso, Ciejka finalmente accedió a los archivos de la Armada francesa. Allí descubrió los orígenes de la creación del reloj Fifty Fathoms, en un informe que detallaba las actividades y tácticas de los buceadores de combate italianos. Se describían no solo las tácticas y procedimientos italianos, sino también su equipo en la descripción de sus métodos de asalto. Se incluyó un reloj de buceo como una de las cosas necesarias para los buceadores en el estudio.

Entonces, Ciejka se reunió con Riffault, y descubrió otra pieza más del rompecabezas en esa reunión: el importante papel desempeñado por Jean-Jacques Fiechter, CEO de Blancpain de 1950 a 1982. Un personaje que creó el Fifty Fathoms como buceador. Fiechter llenó todos los vacíos del desarrollo de este ahora icónico reloj de buceo. Además, describió cómo se distribuían las Cincuenta Brazas de varias formas. Algunos fueron enviados directamente al ejército, primero a la marina francesa y luego a otros ejércitos de todo el mundo.

Otras variantes de estas joyas, se comercializaron a través de tiendas de buceo con diferentes nombres, incluido el apodo «Aqualung», y fueron diseñadas para buceadores civiles (versiones que afortunadamente no usaban recubrimientos radiactivos para el brillo, como requerían los requisitos militares). Otras versiones se comercializaron en los Estados Unidos con el nombre «Tornek Rayville», siendo «Tornek» el nombre del importador empresarial que consiguió un contrato para abastecer a la Marina de los Estados Unidos y «Rayville» fue un nombre que Blancpain utilizó para parte de su fabricación.

Ahora, ¿Qué pasó con las siglas LIP? Bueno, a continuación, se lo cuento. Resulta que en el año de 1.953, LIP, era renombrado fabricante de relojes con sede en Besançon. Este fue el primer lugar donde los buzos de combate franceses buscaron un buen reloj de buceo. El reloj sugerido por LIP tenía un diámetro pequeño y goteó cuando lo probaron Maloubier y Riffault. Cuando se le pidió que proporcionara un reemplazo, LIP dijo que debido a que la aviación estaba de moda, los relojes de buceo no avizoraban un buen futuro. Esto llevó a Maloubier y Riffault a ir a la caza de Blancpain. LIP solo comenzó a llevar el Fifty Fathoms en sus tiendas después de reconocer que los relojes de buceo tenían un potencial cuando ordenó la versión única con su nombre en la esfera.

Ciejka contribuye a la creación de dos relojes Blancpain Fifty Fathoms

Ciejka contactó al entonces director ejecutivo de Blancpain, Jean-Claude Biver, a principios de la década de 1990. En ese momento, Biver no estaba interesado en los relojes deportivos. Sin embargo la tenacidad de Ciejka por regresar a la vida al Fifty Fathoms, hizo que Biver finalmente ceda. Es así que a fines de los años 90, se creó la línea Blancpain Trilogy, que presentaba un nuevo Fifty Fathoms como uno de sus tres modelos.

Por el 50 aniversario del modelo, en 2.003 se presentó un Blancpain Fifty Fathoms  de reedición único, que incluía un bisel de zafiro por primera vez. También se dio la edición Anniversary, que se ha convertido en un objeto de colección raro y muy solicitado.

Ciejka también preparó la presentación de Robert Maloubier. Marc Hayek y Robert Maloubier. Fueron a bucear juntos en Tailandia para lanzar oficialmente al mercado el nuevo reloj Fifty Fathoms.

Por si fuera poco, Blancpain fue a Ciejka cuando decidió construir una exhibición única de Fifty Fathoms como parte de la celebración del 275 Aniversario. Todo en reconocimiento a su dedicación de treinta años, a descubrir la herencia de este icónico modelo.