Saltar al contenido

RELOJES CARTIER SANTOS DE ORO

reloj cartier Santos-Dumont W2SA0011, de oro rosa de 18 k y acero inoxidable, con correa de piel, para hombre y mujer, unisex


Catálogo de relojes Cartier Santos de oro


Otros modelos de relojes Cartier de oro


Otras marcas de relojes de oro


Más joyas y complementos de oro


Historia de los relojes Cartier Santos de oro. El nombre que dio inicio a un ícono de la relojería

Los relojes Cartier Santos de oro, tienen una historia estrechamente ligada con el de la aviación. Resulta que en 1906, Alberto Santos-Dumont, un brasileño, despegó de los terrenos del Château De Bagatelle de París en un avión con tren de aterrizaje con ruedas. Su travesía de no más de 60 metros de distancia, llegó a una altura promedio de cinco metros antes de aterrizar de manera segura.

reloj cartier santos de oro para hombre
RELOJ CARTIER SANTOS DE ORO Y ACERO

Por más simple que parezca tal hazaña al día de hoy, tuvo un enorme efecto en la historia de la aviación. Supuso el posterior desarrollo y comercialización del Demoiselle No19, el primer avión de producción del mundo. Pero también contribuyó al tema de la relojería. No por nada Cartier, desarrolló un reloj que lleva su nombre. Tal ejemplar fue desarrollado por su amigo Louis Cartier en el año de 1.904. Se cree que es el primer reloj de pulsera hecho a medida.

Aunque no está claro si Santos solicitó que Cartier confeccionara tal reloj o si Louis lo hizo por su cuenta. La verdad es que el producto final es una verdadera obra maestra.

El Cartier Santos no solo es considerado el primer reloj para pilotos, sino también una joya única dentro de la familia Cartier que lleva el nombre de su usuario original. Además, posteriormente en la década de los 70, se lo rediseñó hasta convertirlo en un estándar de elegancia y sobriedad.


La admiración de Cartier por la aviación

Cartier, se fundó en el año de 1.847 con el objetivo de confeccionar implementos de lujo. Aquello incluía desde artículos de viaje hasta relojes. Sin embargo, lo que más cautivó al fundador de Cartier, fue el tema de los primeros vehículos y la aviación. Tal afición, lo llevó a ser miembro del Aéro Club De France, al que también pertenecía Alberto Santos-Dumont.

Santos, un hijo de caficultores, había pilotado su propio dirigible sobre las calles de la ciudad francesa antes de emprender un vuelo propulsado. La historia cuenta, los aviadores utilizaban relojes de bolsillo montados en su muñeca, como temporizadores. Pero Santos-Dumont encontraba esta alternativa, como muy incómoda. Entonces, Cartier un amante del modernismo, se propuso elaborar un reloj de pulsera que satisfaga las necesidades del piloto.

El resultado, un reloj con caja cuadrada redondeada, diseñado para ser resistente. Algo muy distintivo del Cartier santos, son los tornillo que sujetan el vidrio. Muchos creen estos se asemejan a las patas de la torre de Gustave Eiffel. Del mismo modo, los números romanos ennegrecidos aluden a la forma radial del centro-ville de París, diseñado por el barón Haussmann en la década de 1.850.


El reloj Cartier Santos como reloj deportivo más que de lujo

Muchos entendidos coinciden en que el reloj Cartier Santos pudo haber comenzado como un  ejemplar deportivo antes de convertirse en uno de lujo. Pero, a mediados del siglo pasado, comenzaron a ser lucidos por famosos y adinerados, además de miembros de la realeza. Por tal razón, se volvió inminente una evolución hacia la exclusividad.

En consecuencia, cuando Cartier trató de capitalizar el mercado de relojes de lujo deportivos, eligió el Santos, a fines de la década de 1.970.

Llegado el año de 1.978, el entonces director de marketing Alain Dominique Perrin renovó el reloj y lo renombró Santos De Cartier. Además, ordenó las primeras versiones de acero y oro con una correa integrada en lugar de una correa de cuero convencional. Otra variación inteligente fue la incorporación de una caja de Perrin con una banda de oro.


Cartier introduce la nueva línea del Santos de Cartier

La compañía lanzó la nueva línea, en honor a los 75 años del modelo. Los relojes Cartier Santos de oro, rivalizaron por mucho tiempo, con el Cartier Tank, especialmente en las altas esferas de la sociedad pudiente de aquel entonces. Llegado el siglo de existencia del modleo, se introdujo una colección extra grande. Esta ofrecía tanto un acabado completamente negro de moda como una variante esqueletizada con puentes de números romanos.


Los relojes Cartier Santos de oro en los últimos tiempos

La edición del año 2.018 incorpora numerosos beneficios de la relojería moderna. Uno de ellos es un cristal de zafiro, que permite un bisel más largo. Como resultado, el brazalete se ha incorporado aún más a la caja del reloj. También, se ha incluido un mecanismo de correa intercambiable único.

Finalmente, el Santos de Cartier seguramente seguirá siendo un símbolo de elegancia que trascenderá el tiempo, como ya es costumbre en los relojes de la famosa marca.