Saltar al contenido

RELOJES PATEK PHILIPPE CALATRAVA DE ORO PARA MUJER

reloj patek philippe calatrava 4978-400G-001, de oro blanco de 18 k con diamantes y correa de piel, para mujer


Conozca los relojes Patek Philippe Calatrava de oro para mujer, más buscados


Catálogo de relojes Patek Philippe Calatrava de oro para mujer


Otras marcas de relojes de oro para mujer


Más joyas y complementos de oro para mujer


Relojes Patek Philippe Calatrava de oro para mujer. Clásica perfección que quita el aliento.

Los relojes Patek Philippe Calatrava de oro para mujer, son el resultado de la fusión entre los diseños de líneas exquisitamente clásicas y una mecánica incomparable. Todo comenzó con la propuesta de David Penney, un afamado relojero inglés, seguidor del movimiento Bauhaus. Quien fiel a la premisa de que “la forma sigue a la función”, concibió una nueva generación de relojes predestinados a oponerse al paso del tiempo.

reloj patek philippe calatrava 4897R de oro rosa de 18 k con diamantes para mujer
RELOJ PATEK PHILIPPE CALATRAVA 4897R DE ORO ROSA PARA MUJER

La propuesta fue sencilla, un reloj de pulsera redondo con un movimiento de la mejor tecnología disponible. Gracias a esto, la marca ha logrado afianzarse como una de las más reconocidas y añoradas, por aquellas damas de gusto selecto.

Para contextualizar lo anteriormente expuesto, revisaremos uno de los relojes Patek Philippe Calatrava de oro para mujer, más hermosos de todos los tiempos. Hablamos del Calatrava 4897R, un reloj automático de oro rosado de 18 quilates, introducido en el año 2.006, como el referencia 4897.
Su principal objetivo fue satisfacer aquel sector del mercado, al que definitivamente no le atrae los movimientos de cuarzo. Su tamaño original era de 33mm y, estaba accionado por un movimiento clásico de dos motores mecánicos de cuerda manual.

Pero centrémonos en el 4897R. Su esfera tipo guilloché de color marrón chocolate, ofrece un verdadero espectáculo de olas, entre las cuales resaltan unos afilados marcadores de gran tamaño. Los efectos visuales que se generan por la incidencia de la luz son simplemente impresionantes. Las manecillas en estilo dauphine, presentan un acabado pulido con chorro de arena por una cara y en alto polaco por la otra. Así consigue elevar exponencialmente la legibilidad e impacto estético.

Ahora, para ser honestos, si hay un recurso que no pasa en absoluto desapercibido, sino más bien atrapa magnéticamente nuestra atención, ése es el bisel. Nada más ni nada menos que 72 diamantes, de altísima pureza, con casi medio quilate en conjunto, engastados perfectamente sobre esta pieza de oro. ¡Wow! En verdad quitan el aliento.

Tan exquisita combinación, incorporada en una caja delgadísima, sólo pueden concebir un ejemplar por demás refinado y elegante. El cual puede ser lucido todos los días, independientemente del atuendo que lleve encima una dama.

Ahora, si pensaba que los elogios ya eran suficientes, sólo dele la vuelta a este precioso reloj. Un fondo de caja de exhibición, permite apreciar el fastuoso movimiento. Donde cada piñón lejos de ser un recurso mecánico, se convierte en parte de aquella perfecta danza de la máquina y el tiempo. Todas las ruedas están pulidas con efecto de rayos de sol, los bordes han sido biselados, los tornillos cuidadosamente pulidos. Todo, absolutamente todo, es definitivamente perfecto.

El brazalete en color marrón, a juego con el color del dial, potencia aún más el brillo de las piedras preciosas del bisel. Por tanto, es más que evidente, que Patek Philippe, no ha descuidado detalle alguno, a fin de amalgamar una contundente joya.

En conclusión, por más elocuencia que un seguidor de este mundo de la relojería de lujo posea. Nunca encontrará adjetivos suficientes para destacar las cualidades y perfección de tan bella obra de arte.