Saltar al contenido

RELOJES PATEK PHILIPPE COMPLICATIONS DE ORO

relojes patek philippe de oro rosa con diamantes para hombre


¿Qué relojes Rolex Patek Philippe Complications de oro tiene en mente?


Conozca los relojes Patek Philippe Complications de oro más buscados


Catálogo de relojes Patek Philippe Complications de oro


Otros modelos de relojes Patek Philippe de oro


Otras marcas de relojes de oro


Más joyas y complementos de oro


Relojes Patek Philippe Complications de oro. Historia con estilo por siempre.

Con el objetivo de entender la realidad que enmarca a los relojes Patek Philippe Complications de oro, plantearé una escena, que ciertamente deseo que la imagine. Sitúese mentalmente en las oficinas administrativas de la compañía relojera en cuestión. Ahora, se le acerca un maestro relojero, el cual toma de una gran caja fuerte, una pila de bandejas forradas de terciopelo con sus manos enguantadas. Entonces, el silencio se ve interrumpido por el fastuoso sonido de los tic tacs de pequeñas pero extraordinarias máquinas. Las cuales son el deseo de millones de personas alrededor del mundo.

reloj patek philippe complication de oro
RELOJ PATEK PHILIPPE COMPLICATIONS DE ORO

Los maestros relojeros más reputados del planeta, dedican su vida a la creación de complejidades, para relojes que van más allá de la visualización de horas y minutos. Las complicaciones están hechas a mano a partir de cientos, si no miles, de partes microscópicamente diminutas. Y en este campo, Patek Philippe es el campeón indiscutible de la complejidad y dificultad entre las grandes maisons. Estas maravillas de la ingeniería son las que hacen que ciertos ejemplares de Patek Philippe sean tan caros.

El Grandmaster Chime es un excelente ejemplo. Tardó ocho años en producirse y está compuesto por 1366 componentes. Fue creado para conmemorar el 175 aniversario de la empresa. Los 214 componentes de la carcasa giratoria de doble cara de 47 mm tardaron cuatro años en desarrollarse. Bajo un microscopio, el exquisito motivo de la corona de laurel que lo adorna fue grabado a mano en su caja de oro rosa de 18 quilates. Se invirtió mas de 2 millones de dólares y se confeccionaron solo 6 unidades.

Pero sigamos con nuestro ejercicio mental. Usted le pregunta al maestro relojero: ¿Qué tipo de reloj usa? Entonces desliza por debajo de su manga un clásico e imponente Calatrava de oro amarillo y procede a argumentar: “Los conocedores apreciamos lo simple no lo escandaloso”

Si mi estimado(a) lector(a), el mundo de la alta relojería entre bastidores rara vez se ve o se escucha. Por obvias razones, deben permanecer ocultos a la vista del mundo. Un solo engranaje o la pieza más diminuta, puede constituir un secreto comercial o un diseño pendiente de patente que debe protegerse. Además, los materiales que se utilizan demandan de seguridades extremas. Estamos hablando de millones de dólares en metales preciosos y diamantes. Por si fuera poco, la oferta de relojes Patek Philippe Complications de oro, no llega a cubrir más allá de 10 por ciento de la demanda mundial. Lo que hace de estas joyas, objeto de gran deseo, incrementando aún más el riesgo de hurto.

Es momento de un poco de historia de la marca. Patek Philippe fue fundado en 1839, desde entonces, es conocida por batir récords de los relojes más costosos del mundo. La compañía representó 7 de los 10 precios de subasta más altos de la historia para un reloj. Sotheby’s vendió el «Supercomplication», un reloj de bolsillo dorado diseñado para el banquero estadounidense Henry Graves en 1933, por alrededor de $ 24 millones en el año 2.014.

La fábrica se encuentra en las afueras de Ginebra, Suiza. Todas las actividades de relojería, desde el diseño hasta la entrega y la restauración, tienen lugar aquí, incluida la investigación de nuevas tecnologías, el desarrollo de nuevos mecanismos, la producción de componentes de movimiento y todas las actividades de relojería, desde el diseño hasta la entrega y la restauración. Aquí llegan a ver la luz entorno a las 60.000 unidades cada año, según datos proporcionados por Patek Philippe.

Una de las cosas que más me gustan, es cuando doy la vuelta a un reloj Patek Philippe. Ahí puedo apreciar, que las partes brillantes interactúan silenciosa y delicadamente entre sí en perfecta armonía en muchos modelos. Debido a que las partes individuales se bruñen, pulen y biselan a mano antes de combinarse. Y para obtener el acabado deseado, pulir un solo componente puede llevar horas y horas.

Las piezas individuales se fabrican en un laboratorio ultramoderno, y los departamentos de ensamblaje se asemejan a talleres de ciencia ficción. Los maestros relojeros pasan grandes lapsos de tiempo agachados sobre una mesa, en taburetes con una lupa en un ojo, trabajando en ambientes más que brillantes. No es un brazo mecánico de gran construcción, sino un pequeño palo hecho de madera dura que se usa para sujetar resortes o, cuando se afila, limpiar los orificios de pivote, es la herramienta más común que encontrará en una fábrica de relojes.

Cada relojero recibe un juego de piezas y un manual de instrucciones, y cuando se completa su trabajo, se lo pasa al siguiente maestro. El jefe de alta relojería revela un cofre bronceado, una cadena de oro y la tranquila seguridad de un hombre que sabe que es uno de los más grandes del mundo en lo que hace al dejar la camisa desabotonada. Eso sí, todos tienen un papel que desempeñar y todos deben ser humildes y confiables.

Con frecuencia nos preguntamos por qué usamos relojes cuando podemos verificar la hora en nuestros teléfonos móviles. Entonces, recuerdo que el museo Patek Philippe, alberga 2.000 de los relojes y relojes más importantes del mundo, que abarcan 500 años de historia de la relojería europea. Así es como comprendo que no es cuestión de saber la hora del día, sino el momento mismo dentro del transcurso de mi vida y de la historia.

En definitiva, los relojes nunca fueron diseñados para simplemente decir la hora. Durante mucho tiempo han sido símbolos de prestigio destinados a asombrar y emocionar. Ningún otro dispositivo podrá transmitir gusto y prestigio con tanta eficacia como un reloj Patek Philippe Complications de oro.