Saltar al contenido

RELOJES PATEK PHILIPPE DE ORO MÁS BUSCADOS

reloj patek philippe world time 5131/1P-001, de oro blanco de 18 k y platino, para hombre


Conozca los relojes Patek Philippe de oro más buscados


Catálogo de los relojes Patek Philippe de oro más buscados


Conozca los diferentes modelos de relojes Patek Philippe de oro


Conozca los relojes de oro más buscados en otras marcas


Más joyas y complementos de oro


Relojes Patek Philippe de oro más buscados. Historia y lujo al alcance de pocos.

Los relojes Patek Philippe de oro más buscados, son también sin duda, algunos de los mejores más costosos de la historia. Por supuesto que existen otros grandes relojeros suizos con ilustres pedigrí y hermosos relojes. Pero la marca en cuestión, ha establecido su estatus como el top de todos, a los ojos de los conocedores de la relojería.

Patek Philippe es la marca de referencia de la relojería de lujo, con complicaciones y grandes complicaciones que van más allá de la comprensión humana. Por lo que en el circuito de coleccionistas, es una de las marcas más cotizadas.

Talvez el orgullo más grande de Patek Philippe, tiene que ver, con que es el único relojero ginebrino independiente de propiedad familiar. Lo que significa que es libre de restricciones de accionistas y, por lo tanto, capaz de seguir el camino que considere más adecuado. Actualmente suman más de 176 años de vida, y sigue en manos de un miembro de la familia Stern de cuarta generación.

relojes patek philippe de oro mas buscados, reloj patek philippe graves supercomplications
RELOJ PATEK PHILIPPE GRAVES SUPERCOMPLICATIONS

No es un secreto, que para ser el mejor, se requiere de mucho trabajo, pero los relojes Patek Philippe nunca dejan de sorprender. “Para muestra basta un Botón” Después de ser vendido por $ 24 millones en Sotheby’s Geneva en noviembre, el Graves Supercomplication se convirtió en el reloj de bolsillo más caro del mundo. Esta fue la segunda aparición de la Mona Lisa de relojería, que apareció por primera vez en 1999. Estableció un récord mundial en el momento en que se vendió por $ 11 millones. Y por supuesto, la marca, no se ha dormido cómodamente sobre su fama, sino que cada logro les motiva aún más.

¿Quiere saber lo que hicieron? La Maison seleccionó el Calibre 89, que es incluso más complicado que la Supercomplicación Graves, para eclipsarla a mediados de la década de 1980. Entonces, el reloj de bolsillo más complicado del mundo con 33 complicaciones, 24 manecillas y 1728 componentes. Mismo que fue diseñado para celebrar el 150 aniversario de la compañía. Y hace poco, Patek Philippe lanzó el Grandmaster Chime, el reloj más complicado del mundo con 20 complejidades. Esto para celebrar el 175 aniversario de la compañía.

La historia de los relojes Patek Philippe de oro más buscados están estrechamente ligados con dos épocas de intolerancia religiosa, persecución y éxodo en Polonia, así como con un levantamiento nacionalista. Repasemos aquellos hechos. Ginebra se estableció como un centro de relojería a principios del siglo XVI. Entonces fue ayudada en parte por la estricta agenda religiosa de Calvino, que prohibía la ornamentación y el uso de joyas mientras se permitían los relojes.

Luego, el negocio de la relojería recibió un empujón desde el exterior. Esto cuando el rey Carlos IX de Francia ordenó una brutal persecución de los protestantes hugonotes, encabezados por su madre Catalina de Medici. Durante la masacre del Día de San Bartolomé, los protestantes calvinistas franceses, incluidos los hábiles joyeros y relojeros, fueron despiadadamente castigados y aterrorizados. Otro grupo de exiliados protestantes abandonó Francia cuando Luis XIV decidió ejecutar el Edicto de Fontainbleu en 1685 (también conocido como la Revocación del Edicto de Nantes). En consecuencia, muchos protestantes huyeron a la Ginebra calvinista, donde el clima religioso era más tolerante. Lo que estos tiranos no entendieron, es que de la mano de aquella población en fuga, también huían grandes cerebros.

Un capítulo posterior sobre la emigración menciona a Antoni Patek. Un joven comandante de caballería polaco, herido en el Levantamiento de noviembre de 1830 contra las fuerzas invasoras zaristas rusas. Tras la caída del ejército polaco, él y muchos otros soldados polacos se vieron obligados a huir. Tras una serie de escalas en Francia, Patek llegó a Versoix, Suiza, donde estudió pintura y se enamoró de la escena relojera. Su primer socio comercial fue Franciszek Czapek, un talentoso relojero que también había participado en el Levantamiento, y los dos fundaron Patek, Czapek & Cie en 1839. La asociación duró seis años, con Czapek produciendo los relojes y Patek comercializándolos.

Ya en el siglo XIX, sobreabundaban las exposiciones mundiales que exhibían los avances tecnológicos e industriales más recientes. En 1851, un tercio de la población británica visitó la exposición Crystal Palace de Londres para ver las últimas maravillas tecnológicas, incluida la reina Victoria, que vio un hermoso reloj de oro con diamantes. La reina también compró un segundo reloj colgante, tan caro como exclusivamente. Tal ejemplar era el resultado de una nueva sociedad comercial entre Patek y el relojero francés Jean Adrien Philippe. Este último fue quien desarrolló el primer mecanismo de cuerda sin la necesidad de llave.

relojes patek philippe de oro mas buscados, reloj patek philippe de la condesa hungara Koscewicz del año 1868
RELOJ PATEK PHILIPPE DE LA CONDESA HÚNGARA KOSCEWICZ (1.868)

Madame Goscinska, miembro de la familia real, recibió los primeros tres relojes de mujer Patek Philippe vendidos en 1839. La princesa Zubów de Rusia compró un repetidor de minutos con el escudo de armas de su familia. Mientras que la reina Victoria compró para el príncipe Alberto, un reloj con un mecanismo de cuerda sin llave. Literalmente, los relojes Patek Philippe de oro más buscados, coincidían con los más lujosos y costosos. Los cuales eran solicitados por intelectuales, escritores, músicos y científicos que acudían a la firma en busca de algún ejemplar.

En 1868, Koscewicz, condesa de Hungría, fue la primera mujer en usar un reloj en su muñeca. ¿Y adivinen? Sí, exacto. Fue un Patek Philippe de caja rectangular con un brazalete de oro amarillo.

Los premios por su precisión no se hicieron esperar, tampoco las patentes, por innovaciones dentro del mundo relojero. Consolidado entonces, Patek Philippe decidió trasladarse al hermoso edificio de la Rue du Rhône con vistas al lago de Ginebra, que todavía se utiliza hoy como la boutique de la Maison, en 1851. La guerra de Crimea, en cambio, estaba teniendo un impacto negativo en Francia, Reino Unido, Turquía y Rusia, por lo que la empresa comenzó su expansión. Dicen los relatos, que Patek se sorprendió por la magnitud de la tienda de Charles Lewis Tiffany cuando llegaron por primera vez a Estados Unidos. En 1851, entablan una sociedad, que ha durado hasta el día de hoy.

Uno de los relojes Patek Philippe de oro más buscados, tiene asociado uno de los más coloridos relatos en la larga historia de la compañía. Un jugador estrella que recientemente revivió con la venta del reloj de bolsillo más caro del mundo, que se vendió por una cifra que rodea los 24 millones de dólares. Esta asombrosa obra maestra mecánica, es conocida como el Graves Supercomplication. El mismo que incorpora unas contundentes 24 complicaciones, en dos caras. El intrincado mecanismo de Patek Philippe atrajo a James Ward Packard, un magnate del automóvil estadounidense con una mente técnica brillante.

La supercomplicación dice mucho sobre la actitud dominante de Patek Philippe. Cuando la casa relojera lanzó el Calibre 89 en 1989 para celebrar el 150 aniversario de la compañía, fue un gran salto más allá del Graves. El Calibre 89, se convirtió en el peso pesado más difícil del mundo. ¿Se preguntará por qué? Pues mire nada más. Tiene 33 complicaciones, una de las cuales es capaz de predecir la fecha de Pascua hasta año hasta 2017. Esto se logra mediante cálculos astronómicos recontra complejos.

Hace poco, la firma celebró su aniversario número 175, y lo celebró por las nubes con otro de los relojes Patek Philippe de oro más buscados de la historia, el Grandmaster Chime. El reloj de pulsera, más complicado de Patek con 20 complicaciones, entre las que destacan: una gran sonería y repetición de fecha en una caja de oro de doble cara, ornamentos y grabado en relieve.

La historia de Patek Philippe, está plagada de complejidades para hombres y mujeres de todo tipo. Algunos están pensados ​​para ser admirados desde lejos, mientras que otros están pensados ​​para ser usados ​​y apreciados a diario.

Aparte de las categorías Complications y Grand Complications, varias colecciones básicas en las categorías de relojes para hombres y mujeres se han convertido en referencias clásicas. Las líneas Nautilus, Calatrava y Gondolo de Patek Philippe son relojes icónicos.

Otro reloj Patek Philippe con una historia fascinante es el Gondolo. La compañía comenzó sus actividades comerciales en América del Sur en 1872. Estableció una relación a largo plazo con Gondolo & Labouriau, una empresa de joyería de lujo con sede en Río de Janeiro.

De 1902 a 1907, joyeros brasileños emprendedores idearon una ingeniosa estrategia de marketing. Ofrecieron a sus clientes membresía en la «Gondolo Gang» Se trataba de un club exclusivo de 180 miembros con una tarifa de suscripción semanal. Tal clubservía como plan de pago para un Patek Philippe Chronometro Gondolo hecho exclusivamente para ellos. Se tocaron picnics, fiestas e incluso una pieza musical especial conocida como Patek Waltz de F. Santini en todos los eventos del club durante las 79 semanas que los miembros tardaron en recolectar el dinero. También se llevó a cabo una lotería de la suerte, y el ganador recibió no solo el Chronometro Gondolo, sino también una devolución completa de sus fondos.

En 1993, Patek Philippe decidió recrear este reconocido reloj latinoamericano. Produjo una gama para hombres y mujeres en cajas tonneau, en forma de cojín y rectangulares, en referencia a la estética Art Deco popular en la época de su predecesor brasileño.

Desde su fundación en 1839, la empresa ha confiado en artesanos locales para decorar sus relojes. Los relojes Patek Philippe eran conocidos en toda Europa por su exquisita mano de obra, y progresó hasta la especialidad ginebrina de pintura de retratos en miniatura en esmalte. Con el advenimiento de la industrialización, muchas de estas artesanías creativas cayeron en desgracia y casi se extinguieron.

La familia Stern mantiene un séquito de pintores a bordo para salvaguardar sus antiguos oficios de decoración esmaltada. Cada año, se realizan alrededor de 40 piezas únicas se este tipo. Se incluyen hermosos relojes de mesa en forma de cúpula que son perfectos para el esmaltado tabicado. La marquetería, engaste, guilloché, chainsmithing, los esmaltados closionne, champlevé, la pintura de esmalte pequeña y el grabado se valora y promueve en Patek Philippe.