Saltar al contenido

RELOJES PATEK PHILIPPE NAUTILUS DE ORO


Catálogo de relojes Patek Philippe Nautilus de oro


Conozca los relojes Patek Philippe Nautilus de oro más buscados



Historia de los relojes Patek Philippe Nautilus de oro.

Los relojes Patek Philippe Nautilus de oro, son considerados como verdaderos iconos, por aquellos entusiastas y seguidores de la marca. Fue lanzado en el año de 1976, cuando la industria relojera suiza se tambaleaba por la crisis ocasionada por el uso del cuarzo en los relojes del momento.

reloj patek philippe de oro rosa para hombre
RELOJ PATEK PHILIPPE 5980/1R-001 DE ORO ROSA PARA HOMBRE

Desde que vio la luz, el Nautilus ha sido un reloj totalmente diferente. Y hoy intentaremos demostrártelo a través de ciertas cosas que probablemente tú no conoces de estos magníficos relojes.

Primero, el Patek Philippe Nautilus es el reloj deportivo de lujo más codiciado de la actualidad. El tiempo promedio de espera para hacerse de un ejemplar es de 8 años. Por lo que hoy en día, a sus 45 años de existencia ha desafiado con creces toda probabilidad, que hubiese supuesto a la hora de su lanzamiento.

Gerald Genta, diseñador del Nautilus, confesó en una entrevista en el año 2009, que únicamente le tomó 5 minutos el diseño del reloj. Según Genta, durante la Feria de Basilea de 1.976, vio a los ejecutivos de Patek Philippe en el mismo restaurante donde él estaba. Se encontraban degustando de una comida justo al otro extremo de la sala. Así que decidió dibujar un diseño bastante tosco, basado en la navegación, a sabiendas de que los directivos de la compañía eran fanáticos del tema.

Como inspiración, eligió el ojo de buey, un transatlántico, un par de orejas sobredimensionadas y, por supuesto el nombre Nautilus. Éste último, en honor al clásico literario “veinte mil leguas de viaje submarino” del escritor Julio Verne. Una historia que relata las aventuras del capitán Nemo, a bordo del Nautilus. Un submarino robustamente blindado, a tal punto, que según la obra, era capaz de hundir a cualquier embarcación.

Por cierto, es importante resaltar, la influencia de tal obra, en la historia real de la humanidad. Pues también inspiró la materialización, del primer submarino de la marina de los estados unidos, así como también el primer submarino de propulsión nuclear.

Volviendo a nuestro Nautilus, es decir al famoso reloj de Patek Philippe, la compañía decidió asumir el riesgo que suponía el costo de tal ejemplar. Pero en definitiva, tal factor, al contrario de lo que se pudo haber pensado, más bien terminó salvando a la empresa. Es decir, que en vez de aminorar los precios, en pos de captar un mercado más amplio, Patek Philippe se decantó por una alternativa totalmente diferente. Ofertar un reloj difícilmente permisible, para el común de los mortales, pero que mantuviera una reputación de altísima exclusividad. No por nada, los relojes Patek Philippe Nautilus de oro, son considerados, como de los más costosos del mundo.

Por supuesto también existen en versiones confeccionadas de acero, pero igualmente su valor sigue por encima del estándar de los relojes de lujo. Entonces, lo que buscó y eventualmente consiguió la marca, es atraer la atención únicamente de clientes muy adinerados. Los cuales sobresalen de entre el resto, sin tener que pronunciar una sola labran, tan solo con un movimiento de su muñeca. ¿Lo entiende?

Originalmente el Nautilus vio la luz como un ejemplar especializado de enfoque deportivo. Pero en los años 80, se lanzaron sendos relojes de oro amarillo macizo y, también en dos tonos. Luego, a inicios del presente siglo, en el año 2.004, se introdujo el referencia 3711, un Nautilus hecho completamente de oro blanco de 18 quilates. Y como un ejemplar conmemorativo, por los 40 años del modelo, una versión de oro blanco y platino. ¡Una belleza!

Actualmente, el modelo más fácilmente reconocible, lo constituye el referencia 5711, una joya de acero inoxidable, muy parecido a su antecesor, el referencia 3700. Dicho modelo, tiene preferencia especialmente entre los adeptos del mundo del coleccionismo.

En fin, como hemos repasado, no siempre es necesario una gran fórmula para impactar un mercado. A veces simples conceptos, bien manejados, terminan por convertirse en verdaderos clásicos. Los relojes Nautilus, son sin duda un gran ejemplo de lo anterior.