Saltar al contenido

RELOJES ROLEX COSMOGRAPH DAYTONA DE ORO


Catálogo de relojes Rolex Cosmograph Daytona de oro



Relojes Rolex Cosmograph Daytona de oro. Un ícono del mundo de las carreras de autos.

El caso de los relojes Rolex Cosmograph Daytona de oro, es uno de los más particulares en la historia de la marca de la corona. Se trata de un ejemplar que en sus orígenes, a inicios de los años 60, no gozó de la aceptación esperada. Sin embargo, como veremos, terminó convirtiéndose en una verdadera leyenda, cuyas piezas pasaron a ser por demás solicitadas.

reloj rolex cosmograph daytona de oro para hombre
RELOJ ROLEX COSMOGRAPH DAYTONA

Hasta el año de 1.935 se utilizó la playa de Daytona, principalmente por aquellos entusiastas del automovilismo, que buscaban implantar nuevos records de velocidad. En vista de que las condiciones dicha locación manifestaban una apariencia muy precaria, se comenzó a utilizar para tal objetivo la llanura salina de Bonneville por algunos años. Antes de la segunda guerra mundial se  volvió a utilizar la locación de Daytona para competencias de stock cars Nascar.

Para el año de 1.953 se confirma la construcción de un circuito profesional, con forma de óvalo, donde se da lugar a la primera competencia de las 500 millas que lleva el nombre de la misma playa, en al año de 1.959. Y la marca Rolex viendo una grandiosa oportunidad, se convierte en socio del circuito y por supuesto en el cronómetro oficial de la competencia.

En pos de sacar partido de la creciente ola de seguidores que el evento comenzó a cosechar, la marca de la corona, lanza al mercado el reloj Rolex Cosmograph Daytona. Un reloj con un diámetro de caja de 37mm, cuyas primeras versiones, (6239 con bisel de acero y 6241 con bisel negro), incluían el taquímetro en el bisel. Básicamente, la intención era estimar el promedio de velocidad de los autos por milla de distancia.

Como un dato curioso, tenemos que dicho ejemplar originalmente iba a ser denominado, Rolex Le Mans como homenaje a la carrera de resistencia que lleva tal nombre. Y es que por aquella época, la carrera de Le Mans era la que más prestigio tenía en el medio.

El movimiento era el de referencia 722 que incorporaba una cuerda manual y un dial constituido por un anillo entorno a la esfera con la escala de 1/5 de segundos. También cabe anotar que los índices de los diales secundarios eran cuadrados, de los cuales el de la hora 9, estaba en números arábigos. Y además la marcha presentaba una reserva de 42 horas.

Como dato adicional, existe una historia que involucra al actor, director y productor de origen estadounidense Paul Newman. Según se cuenta, éste recibió de manos de su esposa Joanne, un reloj Rolex Cosmograph Daytona como obsequio. Dicho ejemplar llevaba impresa la frase “DRIVE CAREFULLY ME”, y era el modelo que tenía incorporado el dial exótico. Como muestra de su amor por Joanne, así como su pasión por el mundo de las carreras automovilísticas. Por tal motivo ese detalle en la muñeca de Paul, se convirtió en un detalle muy representativo, que a la postre terminó por identificar inmediatamente al actor.

El reconocimiento y fama alcanzado por Newman, influyó directamente en la reputación del modelo de reloj, lo que en consecuencia incrementó notablemente su costo. Pues la historia cuenta que en el año de 1.984, el actor decidió obsequiarlo al entonces novio de su hija. Este a su vez lo conservó hasta el 2.017, año en el que decide subastarlo, alcanzando la inesperada cifra de más de 17.000.000 de dólares.

Es así que constituye un ejemplar muy deseado especialmente por coleccionistas, así que como consecuencia de lo anterior, actualmente es también conocido como, reloj Rolex Paul Newman Daytona.

Posteriormente se lanzó la referencia 6240, el cual se consideró más bien un prototipo cuya vigencia fue únicamente de unos 4 años. Su principal aporte a la marca, fue la incorporación de los pulsadores roscados. Los cuales fueron sustituidos en 1.970 por el Rolex Calibre 727, cuya principal característica era la de su resistencia al agua.

Luego se ponen en circulación joyas como las referencias 6262 y 6264. Estos Daytona seguían manteniendo los pulsadores sin rosca, pero en cambio incorporaban un nuevo calibre, el 727. Al no popularizarse en la forma esperada dejaron de ser producidos, solamente dos años más tarde de su lanzamiento.

No fue sino hasta el año de 1.988 en que Rolex introduce una nueva referencia, el 16520. Su principal novedad era la incorporación de una caja de 40mm de diámetro, con protectores para la corona y cristal de zafiro anti rayones. Su movimiento fue el primer calibre Zenith 400, que posteriormente adquirió la denominación 4030. La presente referencia constituye el primer reloj Rolex Daytona automático de acero inoxidable que obtuvo la certificación cronométrica. Por tal razón, la marca decidió incluir las designaciónes “Oyster Perpetual” y  Superlative Chronometer Officially Certified”. Además de que decidió poner en circulación, diferentes versiones combinando tanto materiales como tonos. Pero como todo romance se termina tarde o temprano, se dio por finalizada la relación con Zenith en el año 2.000. Así se dio por terminada también esa generación de relojes Daytona.

A raíz de tal separación, Rolex inicia la implementación de su propio calibre, el 4130. Con tal incorporación se ponen en circulación las referencias: el 116520, el 116523, el116528, el 116518 y el 116519. Tales modelos presentan diferencias de tipo estético, que radican en el intercambio de posiciones que se evidencia entre los sub diales.

En definitiva, la historia evolutiva de los relojes Rolex Cosmograph Daytona de oro, se puede dividir principalmente en cuatro etapas cronológicas. Desde 1.963 hasta 1.988, ejemplares con cajas de 37 mm de diámetro y movimientos Rolex 722 y 727 y carga manual. Desde 1.988 al 2.000, en versiones de 40mm de diámetro de caja y movimiento Zenith de carga automática. Del año 2.000 al 2.015 con caja de 40mm de diámetro y movimiento Rolex 4130. Y a partir del año 2.106, la versión en acero inoxidable con bisel de cerámica y movimiento Rolex 4130 mejorado.

Como conclusión final, se puede decir que el legendario reloj Rolex Cosmograph Daytona de oro, vio la luz como un complemento dirigido a los pilotos de carreras automovilísticas. Su principal enganche era su capacidad para establecer de forma muy precisa la velocidad de un auto hasta alrededor de los 400 Km por hora. Las constantes innovaciones por parte de la empresa y la aceptación global por parte de los amantes de las carreras, lo definieron como un ícono del sector. Y actualmente no solo constituye una de las delicias de los conocedores, sino también del mundo del coleccionismo.