Saltar al contenido

RELOJES ROLEX YACHT-MASTER DE ORO


Catálogo de relojes Rolex Yacht-Master de oro



Historia de los relojes Rolex Yacht-Master de oro

Los relojes Rolex Yacht-Master de oro, podrían fácilmente constituir uno de los capítulos más extraños de la marca. Y es que, si se registra una puesta por demás inesperada de la compañía, esa fue el lanzamiento del Yacht-Mater.

relojes rolex yacht-master ii de oro amarillo para hombre
RELOJ ROLEX YACHT-MASTER II DE ORO

Todo comienza en el año de 1.992 cuando la marca de la corona, desvela su nueva creación, un reloj de apariencia ostentosa y detalles de lujo, dirigido a clientes muy selectos. La expectativa estaba más que justificada, pues la compañía no había introducido un nuevo modelo que cause revuelo desde 1.964. Año en el que vio la luz el Rolex Daytona.

Todo lo que tiene que ver con el Yacht-Master, definitivamente escaló a un nivel superior en cuanto a presencia e impacto visual. Comenzando por su bisel con números en alto relieve, hasta sus acabados en metal pulido, semejante a un espejo. Todo un conjunto que gritaba voz en pecho, ¡Mírame!

Los primeros relojes Rolex Yacht-Master de oro amarillo, fueron los de referencia 16628. El movimiento seleccionado para el modelo en cuestión, fue el calibre automático 3135. Además, estos ejemplares incorporaron una corona roscada, prácticamente idéntica a la del Submariner. Pero con la diferencia que garantizaba una inmersión solo de 100 metros de profundidad. Pero seamos realistas ¿Quién en su sano juicio se iba a sumergir más allá de los 100 metros de profundidad, con este un reloj de oro macizo?

Llegado el año de 1.994, se introduce una serie de variaciones de mediana relevancia, respecto del Yacht-Master, con alternativas principalmente en su tamaño. Aquí entonces tenemos el de 35mm de diámetro de caja dirigido para varones, y el de 29mm de diámetro para mujeres.

El año de 1.999, sin embargo, marcó un antes y un después en el impacto del Yacht-Master. Esto debido que se introdujeron verdaderas joyas, como los ejemplares confeccionados en acero inoxidable en conjunto con biseles de platino. Lo cual definitivamente catapultó al modelo al consumo de estratos que antes no se lo podían permitir. Convirtiéndolo en un reloj tan deseado y solicitado, que las filas de espera por hacerse de uno, solo se alargaron y alargaron.

En adelante, cada vez que las aguas parecían calmarse, en cuanto a la demanda del modelo en cuestión. Rolex ha venido introduciendo nuevas variaciones menores, que lo han mantenido a flote de manera constante, sin que se esfume de la retina del interés del mercado.

Desde el 2.005 el Yacht-Mater ha visto como su tamaño se incrementa en varias ocasiones. Inicialmente fue de los 35mm hasta los 37mm de diámetro de caja. Y luego incluso llegando a los 40mm, manteniendo su configuración mixta de metales, entre acero y platino. Además de una alternativa que incluía rodio gris oscuro, esfera de rayos de sol, en combinación con detalles en color azul claro. Y por si creía haber visto todo, también se puso a disposición versiones con  correa de goma elaborada con alta tecnología. “Realmente de locos”.

En conclusión, no sabemos si todo respecto de la historia los relojes Rolex Yacht-Master ya ha sido escrito. Pero sin duda que constituye un capítulo digno de revisar y, que sin duda, cuando menos lo pensemos, seguro habrá noticias.