Saltar al contenido

BOLIGRAFOS DE ORO

bolígrafo de oro de

👉👉 CLICK PARA IR A LOS CATÁLOGOS 👈👈



¿Qué es un bolígrafo?

Un bolígrafo, es también llamado lapicero, pluma esferográfica, birome, esferográfico, simplemente boli, o ballpoint pen por su traducción al idioma inglés. Básicamente, es un instrumento o artilugio capaz de ir dejando un rastro de algún tipo de tinta, cuando se lo manipula sobra alguna superficie. Generalmente consiste de un cuerpo cilíndrico, en cuyo interior se aloja un depósito de cierta tintura. Esta es expulsada de manera uniforme, por medio de una pequeña esfera metálica que gira de manera libre, ubicada en la punta de dicho utensilio.


Historia del bolígrafo

Erase el año de 1899, cuando en Budapest, Hungría, nace Ladislao Biro, en el seno de una familia bastante acomodada. Inicialmente estudió medicina, sin embargo su espíritu inquieto y polifacético, terminaron por decidirle a emprender por otros caminos.

Según se dice fue el primer hipnotista húngaro, trabajó como agente de aduanas, bróker de bolsa, vendedor de autos, grafólogo, y por supuesto inventor.

En 1928 desarrolló una pluma fuente, que era un sistema en base a agua y tintas sólidas que se diluían conforme pasaba el líquido, permitiendo la escritura. Sin embargo no funcionaba del todo bien, y se atascaba frecuentemente.

Por cosas de la vida, en el año de 1938, Biro se encontraba en Yugoeslavia, trabajando como reportero. Al realizar una entrevista para un periódico de Hungría, es contactado por Agustín Pedro Justo, un ingeniero, militar y expresidente de Argentina. Tal personaje se interesó, por el funcionamiento de aquella pluma fuente, y le sugirió fabricarlas en serie en su país.

No fue sino hasta 1940, al desatarse la segunda guerra mundial que Ladislao junto con su hermano George y su amigo Juan Jorge Meyne, huyen de la persecución nazi con dirección al país Sudamericano. Ahí fundan la compañía Biro Meyne Biro, registrando la patente de una versión mejorada de su invento, a la que llamaron Birome en el año de 1943.

Inicialmente fueron vendidos como juguetes para niños, pues los consideraban demasiado baratos como para ser herramientas propiamente de escritura.

La pluma esferográfica, como se le denominaba, comenzó a ganar reputación, especialmente para el mundo de la aviación. Se evidenciaron sus ventajas, pues no era necesario recargarla de tinta, su secado era instantáneo y la tinta era duradera e imborrable.

Posteriormente, la empresa estadounidense Eversharp, licencia el invento de Biro, pero acto seguido, es adquirida por Parker Pen Company. Esta ocupa las instalaciones originales de Birome, en Argentina. Para 1951, el bolígrafo es nuevamente objeto de innovaciones por parte del Marcel Bich. Dicho caballero francés, lo convirtió en el elemento de extremadamente bajo costo y popular uso, mundialmente conocido bajo el nombre de bolígrafo Bic.


Partes de un bolígrafo

El número de partes o piezas, depende del tipo de boli o esferográfico al que hagamos referencia. Tanto en sus versiones básicas como sencillos bolis de plástico, o más elaboradas como complementos de lujo, incluyendo los bolígrafos de oro, constan de:

La bolilla

bolilla de punta de boligrafo
BOLILLA DE BOLÍGRAFO

La bolilla, denominada también esfera, se encuentra formando parte de la punta del esferográfico. Consiste de una pequeñísima bola de metal que gira libremente, de acuerdo al arrastre producido por el movimiento sobre alguna superficie.

La caña

caña de bolígrafo negro
CAÑA DEL BOLÍGRAFO

La caña constituye el cuerpo propiamente dicho del bolígrafo. Es decir la estructura exterior, generalmente de forma cilíndrica y alargada que sujetamos con nuestros dedos para realizar el proceso de escritura.

El contenedor

contenedores de tinta para boli
CONTENEDOR DE TINTA DE BOLÍGRAFO

El contenedor, también llamado mina, es aquel tubo que actúa como depósito. Aloja la tinta requerida por el boli.

El mecanismo

Los mecanismos incorporados a algunas generaciones de bolígrafos, especialmente aquellos no tan baratos. Puntualmente están concebidos para proteger la punta de alguna abolladura, a consecuencia de algún golpe. Si la forma perfectamente esférica de dicho elemento es alterada, también se verá afectada la calidad de su escritura. Por tal motivo, se han desarrollado básicamente el mecanismo retráctil por pulsador y el mecanismo retráctil por giro.

La pinza

pinza del boligrafo de oro
PINZA DEL BOLÍGRAFO

La pinza, llamada también clip, es aquella extensión que aparece haciendo presión contra el cuerpo del bolígrafo. Sirve para sujetarlo a alguna fina superficie, como por ejemplo, el bolsillo de la camisa o el anillado de un cuaderno.

 El pulsador

pulsador del bolígrafo negro
PULSADOR DEL BOLÍGRAFO

El pulsador, como es obvio, formará parte del bolígrafo, siempre y cuando éste incorpore un mecanismo retráctil para la punta, activado por pulsador o botón.

La tinta

tinta negra de boligrafo
TINTA DE BOLÍGRAFO

La tinta o tintura, es aquella sustancia viscosa, que es expulsada a través de la punta del bolígrafo. Su finalidad es imprimir una rastro de color, que de forma a la escritura o trazos deseados. Entre sus principales características está la de ser insoluble al agua. Además, una gran resistencia temporal sin que se eche a perder dentro del contenedor, y su secado sea casi instantáneo al contacto con alguna superficie.


Principales tipos de bolígrafos

La clasificación de los bolígrafos o bolis, obedece a varios criterios, que hacen alusión principalmente a las características físicas, mecánicas, de durabilidad, materiales utilizados en su confección y tipos de tinta.

Dentro de ese gran abanico de ejemplares, podemos anotar los siguientes:

Clasificación de los bolígrafos según el tipo de punta

Si bien es cierto que la concepción original, de una bola o esfera engarzada a la punta, para permitir la escritura mediante la impresión de un rastro de tinta, básicamente se mantiene. Hay que resaltar que como en todo, también ha habido innovaciones de éste artilugio, dependiendo del objetivo de su uso. De tal forma entonces, podemos enlistar las siguientes variaciones o clases:

Bolígrafo de punta fina

El boli de punta fina, o fine point pen por su denominación en idioma inglés, es aquel dotado de una punta, que contiene una esfera metálica, cuyo diámetro alcanza aproximadamente los 0,8 mm.

Bolígrafo de punta media

El bolígrafo de punta media, o medium tip pen por su denominación en el idioma inglés, es aquel cuya punta engarza a una bola o esfera metálica, cuyo diámetro oscila entre 1 y 1,2 mm de diámetro.

Bolígrafo de punta gruesa

El boli de punta gruesa, o llamado en inglés como thick tip pen, es aquel ejemplar cuya punta contiene una bola o esfera de metal, cuyo diámetro es igual o superior de 1,4 mm.

Bolígrafo punta de aguja

Los bolígrafos punta de aguja, o needlepoint pens por su traducción al idioma inglés, consisten en una variación de diseño. En dichos ejemplares, la punta es una estructura micro perforada, muy fina. Su principal particularidad consiste en permitir el flujo de la tinta solo cuando se ejerce presión sobre alguna superficie.

Adquieren su nombre, debido a que se pueden concebir ejemplares con puntas del orden de 0,2mm a 0,7 mm de diámetro.

Clasificación de los bolígrafos según el tipo de tinta

La evolución de los instrumentos o utensilios de escritura, históricamente ha ido a la par de su complemento inseparable, como es la fiel tinta. Las plumas estilográficas utilizaban un tipo de tinta muy líquida, que no se adaptaba a los requerimientos de los nacientes bolígrafos. Su flujo descontrolado, daba origen a una escritura poco uniforme y llena de manchas.

Por tal razón, se investigaron y experimentaron nuevas fórmulas, hasta dar con algunas alternativas que han sabido suplir satisfactoriamente cada uno de los requerimientos puntuales. Así podemos anotar:

Bolígrafo de tinta de base de aceite

El bolígrafo de tinta de base de aceite, u oil-based ink pen por su denominación en idioma inglés, consigue una escritura por demás fluida, prácticamente sin desperdicio. Utiliza una tinta espesa o viscosa que es expulsada por la punta del boli, de manera uniforme, cuando ésta es arrastrada a través de una superficie.

Bolígrafo de tinta de base de gel

Los bolígrafos de tinta de base de gel, o también llamados gel-based ink pens en idioma inglés, son una variación de los presentes elementos de escritura. Utilizan una tinta con base de gel, cuyas principales ventajas tiene que ver con la vivacidad del color, la fluidez de escritura y su secado instantáneo.

Bolígrafos de tinta borrable

A inicios del presente siglo, incursionaron en el mercado los bolígrafos de tinta borrable, también llamados bolígrafos de tinta metamórfica, o erasable ink pens por su denominación en el idioma inglés. Su tinta está compuesta por tres elementos, un tinte, un desarrollador de color y un factor termo sensible.

En el proceso de escritura, se combinan el tinte con el desarrollador de color, dando como resultado, el rastro visible de tinta. Pero cuando restregamos la superficie donde se ha realizado la impresión, el incremento de temperatura activa el factor termo sensible. Así se inhabilita  la reacción original de los dos primeros elementos, consiguiendo que básicamente el color se vuelva invisible.

Clasificación de los bolígrafos según el tipo de mecanismo

El ingenio humano no podía dejar pasar por alto a los bolígrafos, aportándoles desde el punto de vista de la mecánica, algún tipo de articulación, en pos de facilitar su uso o cuidado. Es así que fundamentalmente, se pueden reconocer dos tipificaciones en base al presente criterio:

Bolígrafo de punta retráctil por pulsador

Los bolígrafos de punta retráctil por pulsador, son tambien llamados Retracting tip pen pushbutton por su denominación en idioma inglés. A través de un singular mecanismo, activado por un botón, son capaces de permitir que su punta literalmente salga o aparezca, solo cuando sea requerido su uso.

Bolígrafo de punta retráctil por giro

Los bolígrafos de punta retráctil por giro, llamados también bolígrafos de retracción helicoidal, o twist-retractable tip pens por su traducción al lenguaje inglés. Acogen un mecanismo que permite la salida de la punta cuando se gira la parte superior del cuerpo del boli en sentido de las manecillas del reloj. Mientras que si se realiza un giro en sentido opuesto, la punta se esconde o retrae.

Suelen encontrarse con mayor frecuencia en ejemplares de lujo, como los bolígrafos de oro.

Clasificación de los bolígrafos según su durabilidad

Definitivamente el humilde boli o esferográfico, es uno de los artilugios más comunes y económicos que se pueden encontrar, prácticamente en cualquier lado. Existen versiones que ofrecen un mayor o menor tiempo de vida útil. Por lo que de acuerdo a dicho parámetro, los podemos clasificar en:

Bolígrafos desechables

boligrafo de plastico desechable
BOLÍGRAFO DESECHABLE

Los bolígrafos desechables, o disposable pens como son llamados en el idioma inglés, son aquellos ejemplares, preconcebidos con el objetivo de ser descartados una vez que se haya terminado su principal recurso, como es la tinta.

Bolígrafos recargables

bolígrafo de oro recargable
BOLÍGRAFO RECARGABLE

Los bolígrafos recargables, o refillable pens por su denominación en la lengua inglesa, son aquellos que aprovechan aquellas partes de mediana o larga durabilidad. Así tenemos, la caña o cuerpo, y los mecanismos de retracción, para seguirle dando uso al boli. Una vez terminado el contenido de tinta inicial, se reemplaza únicamente los contenedores de dicho fluido. Se encuentran especialmente en modelos de alta gama y considerable costo, como por ejemplo los bolígrafos de oro.

Clasificación de los bolígrafos según el tipo de material del que están hechos

Aunque el uso en definitiva es el mismo, indistintamente del tipo de material utilizado en su confección. Los bolígrafos también pueden representar el carácter o estilo de su usuario. Hay personas que se conforman con un modelo económico con tal de que cumpla su objetivo. Mientras que otros consideran que cada idea, pensamiento, guía, decisión, o firma plasmada con su puño y letra, tienen la suficiente relevancia como para ser impresas o escritas con un instrumento único. He aquí es donde los bolígrafos de oro, ciertamente entran en escena.

Bolígrafos de plástico

boligrafo de plastico azul
BOLÍGRAFO DE PLÁSTICO

Los bolígrafos de plástico, bolis de plástico, o plastic pens por su traducción al inglés, son las versiones más sencillas y económicas del mercado, pero también las más diversas en cuanto a modelos y colores. Son generalmente los utilizados por estudiantes, servidores públicos y el común de los mortales.

Bolígrafos de metal

boligrafo de metal dorado
BOLÍGRAFO DE METAL

Los bolígrafos de metal, o metal pens por su denominación en idioma inglés, son ejemplares más elaborados y de costo superior, generalmente recargables, que suelen portarse como complemento tanto funcional como ornamental de ejecutivos, empresarios, políticos y gente de personalidad detallista. Además se acostumbra obsequiarlos frecuentemente como símbolo de inteligencia, sabiduría y conquista de metas tanto laborales como académicas.

Los hay en una amplia agama de metales, tales como  latón, acero, plata y por supuesto los más exclusivos, como son los bolígrafos de oro.


El origen de los bolígrafos de oro

El origen de los bolígrafos de oro se remonta a un primer intento fallido, mismo que se realizó en Inglaterra. El bolígrafo Per-feet se desarrolló después de que un ciudadano estadounidense descubriera que el iridio podía usarse para proteger las puntas. De hecho, la pluma estilográfica debe su éxito a un estadounidense, ya que sin la punta de oro que no se corroe, la pluma estilográfica tendría muy poco valor.

Ahora, la creación de bolígrafos de oro comenzó en los Estados Unidos, allá por el año de 1.835 a manos de un relojero de Detroit. Los intentos de desarrollar bolígrafos de oro antes de ese momento habían tenido un éxito limitado en Inglaterra. Debido a que el oro aleado es demasiado blando para formar una punta duradera. En consecuencia, fue necesario cubrir las puntas de la pluma con diamantes o rubíes. Así, hasta que John Isaac Hawkins, un estadounidense que residía en Inglaterra, y que realizaba pruebas entorno a la pluma de oro, descubrió algo sin querer. Esto fue la aleación nativa de mineral de iridio y osmio, uno de los materiales más duros y refractarios.

Las aleaciones en cuestión, se pueden utilizar para proteger las puntas de manera mucho más efectiva y económica. Sin embargo, los derechos de Hawkins fueron adquiridos por un predicador de Detroit, quien persuadió al relojero antes mencionado para que produjera bolígrafos de oro. Sus primeros bolígrafos fueron sustitutos inadecuados de la pluma, la cual estaba entonces en uso generalizado.

Las primeras instalaciones se centran en la producción de plumas de oro

Las instalaciones se trasladaron a Nueva York en el año de 1.840, donde se ampliaron considerablemente. La maquinaria para producir y templar plumas diseñada por John Rendell, uno de los empleados del establecimiento, supuso una importante mejora para las instalaciones. Esta empresa creó rápidamente una pluma de oro que combinaba la flexibilidad de la pluma con la permanencia del metal.

Como dato informacional, tenemos que alrededor de 1.550, se descubrió que al incrustar las puntas de iridio en oro en lugar de soldarlas, se evitaba la acción corrosiva de la tinta sobre los dos metales, la soldadura y el oro, y las puntas tenían un mejor agarre en la pluma. El fabricante estadounidense desarrolló la pluma de oro hasta su nivel actual de perfección, y la industria se ha distinguido por el empleo de métodos estadounidenses desde sus inicios. Se requiere un gran nivel de competencia para la creación de la pluma de oro, y solo los profesionales participan en las diversas instalaciones.


Principales marcas de bolígrafos de oro


¿Qué es una pluma estilográfica?

Una pluma estilográfica es una herramienta de escritura con una punta de metal, mismo que puede ser generalmente acero u oro. Utiliza un cartucho u otro tipo de depósito interno para entregar un suministro continuo y recargable de tinta. Las plumas estilográficas se intrdujeron al mercado, a fines del siglo XIX reemplazando a la pluma de inmersión, que se originó a partir de plumas de aves y requerían ser sumergidas en un reservorio de tinta cada pocas líneas, para seguir escribiendo.

Las plumas estilográficas fueron el utensilio de escritura más popular durante la primera mitad del siglo pasado, debido a su portabilidad y comodidad de uso. Los bolígrafos más baratos y los rollerball posteriores, que emplean una bola de metal en lugar de una punta puntiaguda como superficie de escritura, fueron populares después de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, a pesar de su reducido coste y fabricación en serie, estos últimos nunca han podido competir con las plumas estilográficas en términos de expresividad y personalización.


Las plumas estilográficas en la actualidad

Las plumas estilográficas nunca perdieron su encanto especialmente en el viejo continente y en Asia. Se avivó el interés al interior de los pueblos anglosajones, a fines de la década de 1.970, lo que llevó a lo que muchos ahora consideran una nueva era dorada de las plumas estilográficas. Asimismo estas verdaderas joyas de la escritura, continúan siendo una herramienta vital para muchos ejecutivos de negocios, calígrafos, artistas y coleccionistas.


Proceso de fabricación de las plumas de oro

El oro utilizado en los bolígrafos proviene de la oficina de análisis de los Estados Unidos. Luego se calienta y se alea finamente antes de enrollarlo en una cinta larga y delgada de la cual se cortan espacios en blanco o placas planas en forma de pluma, pero sustancialmente más gruesas que la pluma completa, utilizando una prensa de palanca o troquel y punzón. La punta sin filo del espacio en blanco tiene una muesca o un hueco en el extremo para acomodar el iridio, que proporciona el punto muy duro que tienen todos los buenos espacios en blanco.

El iridio se mezcla con una crema de bórax triturada en agua y se coloca en la muesca practicada en el extremo de la pieza en bruto. Luego se asegura por un método de sudado, que no es más que derretir el oro del que está hecha la pluma para que se una sólidamente con el iridio. Posteriormente, la pieza en bruto se pasa entre rodillos de forma inusual, lo que da como resultado un grosor decreciente constante desde la punta hacia atrás.

Para proteger el iridio, los rollos contienen una pequeña cámara en la que se coloca el extremo del plumín de iridio. El martilleo endurece y esponja la punta de cada pluma después de enrollarla. Esta es la fase más crítica en la fabricación de la pluma ya que la flexibilidad de la pluma depende totalmente de esta operación. Posteriormente, la pluma se recorta utilizando una prensa similar a la que se usa para cortar espacios en blanco o mediante tecnología automatizada.

Después de cortar el espacio en blanco, el nombre del fabricante y el número de pluma se imprimen en él con una prensa de tornillo. También se usa una prensa de tornillo para darle a la pluma de oro su superficie convexa, con el espacio en blanco empujado entre un troquel cóncavo debajo y un troquel convexo arriba. Se necesita bastante energía para que la pluma tenga la convexidad deseada y, una vez hecho esto, dos mandíbulas se acercan al espacio en blanco y lo presionan en los bordes opuestos, dando a la pluma de oro su forma final.

Posteriormente, el iridio se corta en dos puntos sosteniéndolo en el borde de un disco delgado de cobre lleno de limaduras y aceite, girando a alta velocidad. Luego, una máquina corta la punta y la ranura se limpia con una sierra circular fina. Después del corte, las puntas se martillan juntas y la pluma se pule por dentro con una forma cónica y por fuera con una forma convexa. Esto es necesario para darle una superficie más uniforme y una mayor flexibilidad.

Finalmente, las puntas se fijan a mano y la pluma se pule en un torno con un disco de acero delgado y un cilindro de cobre, ambos cargados con limaduras finas y aceite. Luego, las puntas se pulen en un cilindro de cobre. Después de dicho proceso, el bolígrafo se pasa por ruedas de pulido, lo que completa el proceso de fabricación antes de que salga al mercado. Sin embargo, se inspecciona minuciosamente para garantizar que tenga la elasticidad, la finura y el peso correctos antes de enviarlo a un inspector que lo prueba y lo pesa.


Lo que debe considerar antes de comprar un bolígrafo o pluma de oro

No es raro que muchas personas recuerden la inquietud que tenían antes de comprar su primera pluma de oro para escritura. Seguramente venían a sus mentes, la vacilación de pasar de los implementos de escritura asequibles de la oficina o la escuela, a una pluma estilográfica más costosa y elegante. La verdad, es que si bien aquellos instrumentos básicos cumplen su objetivo, en absoluto causan el efecto de poseer una glamurosa pluma de oro.

Ahora, al margen de los efectos sentimentales de estas grandiosas joyas, trataremos de determinar si en realidad valen la pena como adquisición o inversión.

Lo primero que obviamente debe plantearse antes de entraren el proceso de compra de una pluma estilográfica de oro es: ¿Por qué quiero o debo adquirirla? Es decir, que como en todo, usted debe darle sentido a cualquier adquisición que vaya más allá de lo sentimental. Tal vez quiera limitar su desperdicio y evitar tirar bolígrafos desechables cuando se agoten. Quizás quiera una herramienta de escritura más resistente o más atractiva para usar en su vida diaria. No estaría por demás, que quiera felicitarse por un logro profesional. En fin, independientemente de lo que concluya, siempre es importante haberlo identificado antes de salir y concretar la compra.

Las principales interrogantes a tomar en cuenta son:

¿Qué hará con la pluma estilográfica de oro?

Por supuesto, sé que va a escribir. Pero, las plumas estilográficas también son mucho más resistentes y duraderas que las plumas que la mayoría de la gente usa a diario. Son atractivas porque escriben bien y se sienten mejor en la mano durante largas sesiones de escritura. También puede quedar impresionado por lo bien que están confeccionadas. Tal vez le impresione el esfuerzo y la atención al detalle que se dedica a hacer de las plumas, elementos hermoso y bien equilibrado.

Por otra parte, las plumas estilográficas también ofrecen un nivel de calidad y funcionalidad que las plumas desechables no ofrecen. Es decir, no son el tipo de bolígrafos que dejaría tirados y terminaría perdiéndolos. Asimismo, las plumas estilográficas hechas de oro, tienen una larga vida útil, tal vez varias generaciones. Algunos usuarios de plumas estilográficas pueden decirle que su padre o abuela les dio como obsequio, ya que están hechas para durar y seguir escribiendo durante años.

¿Tiene otros gastos prioritarios?

Hacerse esta pregunta, permitirá que reflexione respecto de posibles gastos o inversiones más importantes que el hecho de adquirir una pluma estilográfica de oro. Se me ocurre por ejemplo, una salida de fin de semana familiar o un atuendo de ropa. La idea, es que entienda que por más levadura que pueda aportar la joya en cuestión, al fin y al cabo, no es algo indispensable. ¿Lo comprende?

Ahora, si todo está en orden y aun así no es un problema realizar la compra de su anhelada pluma, entonces vaya a por ella.

Seleccionando su bolígrafo o pluma de oro

Mire, encontrar el bolígrafo ideal en el color, la forma o la sustancia adecuados que haga que su corazón se acelere y que quieras usarla, es una de las experiencias más agradables. Sus bolígrafos y plumas de oro, se convierten en una extensión suya, de quién es y cómo se expresa. Las plumas estilográficas también son una excelente manera de agradecerse a uno mismo por un trabajo bien hecho o por alcanzar un hito importante, como la graduación o un ascenso en el trabajo.

Otras motivaciones para comprar bolígrafos o plumas estilográficas, incluyen obtener un ejemplar de edición limitada o edición especial antes de que se agote. Tenga por seguro que esto logrará reavivar un sentido de nostalgia por una época pasada. Muchos de los modelos raros y de edición limitada se agotan rápidamente, y perderse esas oportunidades cuando se ha enamorado de ellos es una de las peores sensaciones. Estas plumas solo aumentan de valor, tanto monetario como de codicia, cuando se agota la cantidad, y puede ser una fuente de orgullo estar entre los pocos elegidos que han obtenido una.

Las plumas estilográficas también se relacionan con frecuencia con una sensación vintage o con algo que usaron nuestros abuelos. El uso de estos instrumentos de escritura puede darle la impresión de que está sincronizado con un período más simple y que está ralentizando las cosas.

Infórmese responsablemente

No actúe de forma impulsiva. Infórmese lo suficiente e incluso o mire videos sobre el cuidado y mantenimiento que deberá tener con la pluma. También eche un vistazo rápido para descubrir qué hace que la pluma sea única y comprenda qué tintas deberá usar. Cuanto más se adentre en el tema, más podrá determina si le interesa y si quieres participar. La simple realidad es que una vez que vea por sí mismo que el bolígrafo o la pluma de oro valen la pena, seguramente estará más ansioso por conseguir la suya.


Preguntas frecuentes acerca de las plumas y bolígrafos de oro


¿Por qué adquirir un bolígrafo de oro?

Cual pincel en manos de un pintor, o cincel que empuña un escultor, los bolígrafos de oro, son la herramienta perfecta de quien traduce la inspiración del alma en célebres frases o determina el futuro de sus familias, empresas, pueblos y naciones. Aquella noble pluma, es por excelencia la herramienta ideal, para hombres y mujeres de éxito. Al imprimir su rubrica, no sólo toman decisiones sino marcan sendos destinos.

Líderes políticos, próceres, gobernantes, reyes, empresarios, famosos y todos aquellos personajes que han asumido con decisión y compromiso las responsabilidades confiadas sobre sus hombros tienen algo en común, saber empuñar un contundente y estilizado bolígrafo de oro, con el que no les tiemble el pulso a la hora de concretar un negocio o acuerdo.


¿Cómo elegir el bolígrafo de oro perfecto?

Posiblemente su bolígrafo o pluma se convertirá en una joya de oro, que será el principal testigo de sus momentos de inspiración literaria. Así también, de la toma de sus más relevantes decisiones, por lo que encontrar el modelo perfecto no es tarea fácil. Consientes de tal realidad, hemos enlistado únicamente los ejemplares más exclusivos de bolígrafos de oro, tomando en cuenta las características técnicas y detalles artísticos a fin de poner a su disposición verdaderas obras de arte al mejor costo imaginable.


¿Qué significan las marcas en los bolígrafos de oro?

Actualmente, por lo menos en la legislación de los Estados Unidos, no se exige que los bolígrafos identifiquen su composición de metales preciosos. Sin embargo, los bolígrafos de oro macizo y los adornos de los bolígrafos prácticamente siempre están marcados. Eso sí, es importante tener en cuenta que las marcas de quilates seguidas de una fracción implican un laminado y el porcentaje indica la cantidad de oro por peso.

Los requisitos gubernamentales en otros lugares exigen pruebas y etiquetado formales. Esto simplifica establecer la sustancia y la fecha del artículo en cuestión. Además, muchas veces también es requerido el fabricante. Sin embargo, tenga cuidado con muchos bolígrafos europeos con clips marcados con 585 (el equivalente decimal de oro de 14 quilates). La razón, es que, si las otras partes del bolígrafo no están marcadas de la misma manera, puede estar seguro de que están chapadas de oro en lugar ser de oro puro.

Por lo general, es bastante fácil saber si un bolígrafo o un lápiz son chapados en oro, únicamente usando un potente aumento con luz favorable. Todos, excepto los elementos de oro más inmaculados, mostrarán desgaste en la capa subyacente de latón o cobre. Examine cuidadosamente los puntos altos susceptibles y los bordes expuestos.

Finalmente, sea siempre desconfiado. No es raro encontrar una pluma o un lápiz que el vendedor dice que es de oro puro, incluso si aquel es un joyero. Entonces, si no hay marcas que lo comprueben, tenga mucho cuidado. Sepa que los bolígrafos chapados en oro más antiguos tienen una capa superficial de oro muy gruesa, lo suficientemente gruesa como para registrarse como sólida cuando se prueba.